Parque del Este, tesoro natural olvidado